martes, 25 de abril de 2017

Ruta a la Playa la Ñora

 
 
El pasado domingo 23 de abril realizamos una ruta que me gusta mucho. Es la Senda Costera desde El Rinconín hasta la Playa de la Ñora.(GIJON)
 
Salimos de La Corredoria hacia las 11.30 con un sol fantástico, creyendo que en Gijón también luciría en toda su magnitud. No fue así, ya que nada más dejar el coche en el aparcamiento de El Rinconín, nos recibió una niebla que nos acompañó durante buen trecho de nuestro trayecto. Sin  embargo proseguimos nuestro camino y a ratos con niebla y otros sin ella, culminamos la llegada a playa La Ñora con un solazo espectacular, del que disfrutamos ya hasta la vuelta al aparcamiento.
 
 
 
 Se trata de una ruta fácil, de camino empedrado o asfaltado, casi un paseo marítimo, que se puede hacer también en bicicleta, patines..., para realizar a cualquier edad (hay un tramo de escaleras a medio camino con variante con rampa y escaleras para bajar a la playa de la Ñora.
Nosotros la hemos realizado de ida y vuelta (merece la pena porque el paisaje es muy cambiante según la luz del sol y según la marea sea alta o baja)  El paisaje, los parques, los miradores, las playas... son magníficos por lo que se convierte en una ruta imprescindible para cualquier senderista que quiera conocer la zona.
 
 
 
 
 
Se va desvelando el paisaje, poco a poco.
 
 
Nuestros senderistas, Laura, Marcelino, Sara y Alejandro en el  Área recreativa de Peñarrubia y en los restos del buque CASTILLO DE SALAS.
Leo en internet que  en el otoño del 2.003 se inauguró una nueva escultura realizada por D. Joaquín Rubio Camín, denominada CASTILLO DE SALAS, del buque que embarrancó a 800 m. al N. del Campo Valdés el 11.01.86 y fue rescatado el 10 julio de 2003.
 
 
 
 
 
Marcelino acercándose al Mirador de la Providencia. ( entre la niebla, parece un barco varado)
 
Leo en internet que el arquitecto Angel Noriega autor del proyecto del parque de la Providencia,  Incluyó una estructura de hormigón, la silueta de la proa de un barco que mira al Noroeste. «Hay una predisposición del individuo. Cuando se llega a una parte alta, dan ganas de elevarse más y más, así que en el proyecto, desde el principio, hubo un mirador», precisa Noriega.

Utilizó el muro -«el elemento arquitectónico elemental»- para erigir una escultura con vistas anclada a tierra. Su creador indica que «es la interpretación de un elemento hecha desde la arquitectura y tiene una doble función, estética y de barrera para frenar el viento y proteger de él a la gente que toma el sol en la pradera
 
 
 
 
La aguja apuntando hacia el sol...
Leo en internet que
Justo en ese lugar, antes había una plataforma de tiro y con los disparos no saltaba el flash, sino munición perteneciente a las armas de los soldados del Ejército español. Pero hace casi veinte años los terrenos del alto de La Providencia olvidaron su uso militar para abrirse a los ciudadanos bajo el nombre de Parque del Cabo San Lorenzo y en lugar de objetivos de tiro al blanco, por allí ahora sólo vuelan cometas
 
 Nuestros caminantes después de haber bajado del Mirador

 
 
La Playa de la Ñora
 

 
 Laura tumbada al sol...
 
 

 
 Mirando al mar soñé... Alejandro y Sara.

 

 
 
la playa de la Ñora, con el meandro que hace el arroyo que desemboca allí mismo.
 
 
 
 
De vuelta ya, nuestros amigos senderistas repasan el panel con las indicaciones de la ruta.
 
Panel de la senda.
 
 
De regreso, en el Mirador de la Playa de la Ñora.
 
 
En el mirador.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario